lunes, 5 de agosto de 2013

Privatizar el Sol... privatizar el aire.

Después de que el Gobierno de España privatizara la luz del Sol, convirtiendo así a las personas energéticamente independientes en criminales, se planteó seriamente el hecho de privatizar el aire que flota en la atmósfera terrestre. Para ello se sometió al 100% de la población a una intervención quirúrgica con el objetivo de implantarle un contador de aire en los bronquios.
Una vez cada tres meses, la gente tenía la obligación de pasar por la central de Iberdrola para revisar el contador, ponerlo a cero y pagar por el aire consumido, a cuyo precio se le sumaba un 21% de IVA. El IVA era un 21% porque el gobierno, formado por una panda de cortesanos de las grandes empresas, de hienas, de chupasangres, de sinvergüenzas, de inhumanos, de forajidos, de ladrones, de salvajes, de desalmados y de grandiosos hijos de puta, consideraba que el aire que el pueblo respiraba no era un bien de primera necesidad.
Esos mismos políticos no llevaban ningún contador de aire implantado en sus sistemas respiratorios, ya que en una anexo del «Real Decreto por la privatización del aire», se decía que los políticos no tenían la obligación de pagar por ese aire, ya que su proceso de respiración se consideraba «Respiración oficial», como sus coches.
Y así fue como las cosas mas absurdas de la vida, que antaño habían sido solo situaciones cómicas o partes de un chiste, se fueron convirtiendo en una realidad... en un mundo de broma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada